Artículos

Especificación de plantas de agua fría refrigeradas por aire o por agua

Page designed a water cooled chiller for use at a data center.

Decidir qué planta de agua helada es la que mejor se adapta al propósito de una instalación requiere de una gran experiencia

Uno de los principales temas que se manejan en la industria es que las plantas de agua fría refrigeradas por medio de agua suelen ser las más convenientes a largo plazo en cuanto a ahorro de energía y costo, a pesar de que la inversión inicial sea mayor. Sin embargo, el reto es que los ingenieros consultores sepan exactamente cuándo diseñar un sistema o el otro. Aunque los dos se parecen mucho, sus diferencias fundamentales responden a las necesidades únicas de cada proyecto.

Estas son cinco consideraciones clave a la hora de seleccionar un tipo de planta de refrigeración:

  1. Lugar de instalación: superficie disponible, consideraciones acerca del ruido y definición sobre si la instalación se hará en el interior o en el exterior
  2. Escenario de uso futuro del edificio: ¿La instalación se hará, por ejemplo, en un pequeño edificio de oficinas que probablemente cambie de propietario en pocos años o en una instalación grande, como una escuela, que será utilizada durante décadas por el mismo propietario?
  3. Eficiencia operativa: escenario de uso del edificio sobre una base diaria, semanal y mensual
  4. Costos de instalación: hay que tener en cuenta las tarifas de mano de obra local, la transportación, la época del año en que se realiza la instalación y cualquier inconveniente que pudiera llegar a surgir en el lugar
  5. Análisis del ciclo de vida: ubicación de la planta, condiciones meteorológicas, tarifas eléctricas, tamaño del edificio y capacitación del personal de mantenimiento

Dependiendo del tipo de edificio, del uso y de la ubicación geográfica, los resultados de la eficiencia de las plantas enfriadoras serán diferentes. Por ejemplo, en el sur de Estados Unidos, donde la refrigeración es necesaria durante periodos más largos del año, el propietario de una instalación obtendrá un mayor ahorro de energía anual con una planta enfriadora refrigerada por agua en comparación con un propietario similar en el norte, donde la calefacción es más importante. Sin embargo, el costo del agua podría reducir drásticamente el diferencial, especialmente en las zonas donde el agua no es abundante.

Contenido extraído y traducido de una entrevista con Mark Stehney, Ingeniero Mecánico Senior de Page, en la revista Consulting-Specifying Engineer. Para ver el artículo, haz clic aquí.

Page Mechanical Engineer

Acerca de Mark Stehney, PE

Mark tiene más de una década de experiencia en ingeniería mecánica. En Page, ha estado a cargo de diversos proyectos comerciales de alta complejidad, desde empresas proveedoras de energía hasta centros de datos y hospitales. También ha conseguido la acreditación LEED AP BD+C.