En los medios

La arquitectura es, en última instancia, la entrega total en un día de trabajo

Como hijo de un esmerado carpintero, Art comenzó a desarrollar de una manera muy natural una visión que luego se traduciría en diseño puro

Art Chavez cree que el destino de su carrera se definió cuando tenía tan solo seis o siete años, “Observando a mi padre trabajar y colaborando con él aprendí a dibujar, a construir y a hacer que las cosas tomaran forma. Sentía un profundo amor por todo eso y nunca imaginé hacer algo diferente”. Años después Art no solo se convirtió en arquitecto, sino que llegó a ser el director general más joven en los más de 100 años de historia de Page Southerland Page.

Art sentía que, para volverse extraordinario, necesitaría estar dispuesto a abrirse a una multiplicidad de interpretaciones. El viejo estilo occidental que dice "las cosas son de esta manera" le resultaba insostenible. Fue entonces cuando comenzó a esculpir su propia identidad a través de una disciplina que mantiene un pie en un mundo de hace 3,000 años y avanza el otro hacia un prometedor futuro, una especie de danza que provoca un despertar en la memoria y en la imaginación. Si la encomienda no es crear algo desde cero, entonces es proteger y preservar aquello que ya existe, en cualquier caso, siempre rindiendo homenaje a las culturas e ideas ancestrales a través de las cuales se logra una nueva dimensión, una nueva función, una nueva estética.

En 2005, Art identificó la oportunidad de un cambio en el mundo de la arquitectura. Adoptó por completo la idea de que Page se aprovechara como un laboratorio donde tanto la firma en sí como toda la oleada de talento profesional se beneficiara mutuamente en forma dialéctica y constante, compartiendo y combinando habilidades de interpretación. El papel evolutivo del arquitecto sugirió canalizar su energía expansiva hacia la gestión de equipos, fomentando las relaciones con clientes y reclutando, nutriendo y reteniendo la siguiente oleada de talentos, sirviendo como administrador en una oficina eficientemente conectada con el resto del mundo.

Quien por verdadera vocación dice ser arquitecto, ha de tener la capacidad de mirar con claridad y hablar con franqueza. Y ya sea que tenga a su cargo la construcción de algún recinto en verdad complejo o que esté levantando simples muros en serie, los fundamentos de sus diseños se estarán rigiendo por valores perennes como la bondad, la disciplina y el conocimiento.

"Ciertamente requerimos de disciplina para hacernos conscientes de la moral y la ética... y eso debe ser lo primero y más importante en todo
lo que hacemos, tanto a nivel personal como profesional. El conocimiento nos lleva más allá de los hechos y la experiencia. Se trata de comprender y guiar a las personas hacia la excelencia; se trata de aprender a aprender de los demás. La educación no se da solamente en aulas y laboratorios, sino en los pasillos donde las personas se encuentran, en áreas donde las conversaciones surgen naturalmente y a través de cualquier tipo de interacción. Hay que mirarnos en el espejo constantemente, incluso por el retrovisor y preguntarnos, ¿en qué medida procuro y enseño a los demás a generar el bien?”

"Nunca dudo en tomarme tiempo para reconocer y agradecer la amistad y la colaboración. Valoro mucho la justicia y la honestidad, creo que esto nos ayuda a nunca generar malentendidos. Estoy convencido de que al final, todos y cada uno somos responsables de nuestra marca e imagen. ¿Nos estamos conduciendo fieles a lo que realmente queremos transmitir a los demás? Es un importante ejercicio de autoconciencia en la vida. Y estar conscientes de que, si tratamos a los demás con un profundo respeto en todo momento, la vida nos devolverá exactamente lo mismo."

La arquitectura es, en última instancia, la entrega total en un día de trabajo. Un salto de fe. Un salto de fe en medio de una entrega total.

Extraído, traducido y adaptado de un artículo en el sitio web de St. Thomas High School.

Crédito de fotografía © Page

Más información

¿Necesita ayuda para encontrar algo?

Colaboremos juntos en su próximo proyecto

Contacto